IZQUIERDA UNIDA, PRIMERA FORMACIÓN QUE PRESENTA SU PROPUESTA PARA LOGRAR UNA AUTÉNTICA LEY DE PLAZOS PARA LA INTERRUPCIÓN DEL EMBARAZO Y EXIGIR QUE SE REGULE LA OBJECIÓN DE CONCIENCIA


Llamazares explica que las conclusiones que entregará a la Subcomisión parlamentaria plantean una ley de aborto libre “en torno a las primeras 20 semanas” y sin límite en caso de “grave malformación fetal y grave peligro para la madre

El portavoz de Izquierda Unida en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha presentado hoy en la Cámara Baja las conclusiones que registrará ante la Subcomisión parlamentaria encargada de estudiar una eventual reforma de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. En el texto elaborado por Llamazares en nombre de IU-ICV se sientan las bases para que se pueda aprobar una auténtica ley de plazos y se exige una regulación efectiva e individualizada de la objeción de conciencia.

Las conclusiones presentadas establecen una nueva regulación que permita el aborto libre “en torno” a las primeras 20 semanas de gestación y sin límite de tiempo en caso de “grave malformación fetal y grave peligro para la vida de la madre”. El propio Llamazares aclaró que “no deseamos que el debate se centre únicamente en el número de semanas, por eso hemos hecho una propuesta abierta, basada en lo que dicen los estudios científicos y alejada de dogmatismos”.

El diputado de IU reconoció también que habrá determinados asuntos que serán “motivo de un amplio debate, negociación y de una larga discusión”, sobre todo con el Grupo Socialista, “entre los que estará nuestra exigencia de una exclusión total del aborto del Código Penal y determinar hasta dónde llega la cobertura sanitaria de los anticonceptivos y el acceso a la interrupción del embarazo en los centros públicos”.  Con la actual ley la mayoría de las interrupciones del embarazo se practican “en clínicas privadas o concertadas, pero no en todo el territorio nacional, negando así la equidad de los ciudadanos en materia sanitaria”. Entiende que la actual legislación “no se corresponde con las necesidades de la sociedad española”.  Para Gaspar Llamazares la nueva ley debe reconocer “el derecho inalienable de la mujer a decidir sobre su maternidad” y que “incluya ese derecho en la sanidad pública”.  La propuesta contempla que esta norma pueda incorporar en el futuro “el reconocimiento del derecho a la salud sexual”, de modo que la sanidad pública garantice el acceso a la planificación familiar y a los anticonceptivos de urgencia, como la píldora RU-486. Llamazares puso como ejemplo a Cantabria, una Comunidad en la que gracias a esta píldora y a la planificación ha descendido el número de abortos de forma considerable “hasta convertirse en la penúltima de todo el Estado”. El texto detalla las pretensiones de IU-ICV para regular la objeción de conciencia de los médicos que se niegan a abortar, poner en marcha medidas de formación e información sobre salud sexual y diseñar políticas públicas en materia de prevención.  El portavoz parlamentario de IU mostró su confianza en que “habrá una ley de plazos para la interrupción del embarazo y que saldrá adelante con el apoyo de las fuerzas progresistas de la Cámara Baja que somos mayoría”.  Avanzó que Izquierda Unida “buscará el acuerdo con el PSOE porque una ley de plazos es urgente”. No obstante, no negó que habrá dificultades y que, finalmente, “nos veamos obligados a emitir un voto particular sobre aquellas discrepancias que veamos”.  La Subcomisión parlamentaria se reúne el próximo miércoles 4 de febrero para ordenar  los trabajos que debe realizar a partir de ahora.

Share This