Esquerra Unida d´Ibiza i Formentera y la Plataforma por la Convivencia exigen a la conselleria balear de Salud que garantice la atención médica a los inmigrantes.

Reunin_de_la_Plataforma_por_la_ConvivenciaAlda Yurramendi, presidenta de la Plataforma por la Convivencia, denunció que los trámites que deben realizar las personas sin recursos para solicitar la tarjeta sanitaria son tan «complicados» en el caso de los extranjeros que están impidiendo «en muchos casos» que la consigan. Yurramendi detalló que Salud solicita un certificado de lo que sería el Ministerio de Hacienda de su país garantizando que no tienen allí ningún ingreso. Para conseguir este documento necesitan que alguien en el país lo solicite y lo envíe al consulado en España, un trámite que además de largo «hay que pagar». La presidenta de la Plataforma señala que en el caso de los que proceden de países de habla no hispana deben solicitar después una traducción oficial del documento, algo que encarece y retrasa los trámites.

«No se puede quedar nadie sin atención médica. Si alguien no tiene trabajo y tampoco cobra el paro no se le puede quitar también la salud», insistió la presidenta de la Plataforma. Yurramendi, además, está convencida de que el hecho de que el Ib-Salut solo atienda a las personas sin tarjeta sanitaria en Urgencias «acabará ocasionando una saturación de este servicio porque hay muchas personas en esta situación».

Yurramendi señaló que en la próxima reunión de la Plataforma por la Convivencia decidirán si inician algún tipo de movilización o medidas de presión para que la conselleria balear de Salut garantice la atención sanitaria total (en urgencias, centros de salud y con los especialistas) para todos los extranjeros.

Esquerra Unida de las Pitiusas, por su parte, acusó ayer a la conselleria de «empeorar la situación de los inmigrantes sin recursos económicos con una medida administrativa absurda que les obliga a realizar gestiones que, en muchos casos, son de imposible cumplimiento». EU, además, denuncia que esto supone «una discriminación en relación a los españoles que pueden obtener esta documentación de la Agencia Tributaria».

De la misma manera califica de «ilegal» tanto cobrar por la nueva tarjeta sanitaria como por la atención médica a los pacientes inmigrantes que no la tienen. EU también acusa a la conselleria de Salud de convertir «en papel mojado» el derecho de los ciudadanos a que les atiendan los médicos y de la «degradación sistemática» de la sanidad pública.

Esquerra Unida exige a la conselleria «una rectificación inmediata» y que elimine «esta medida discriminatoria hacia los inmigrantes». En el caso de que no sea así, asegura que recurrirá «a todas las vías» posibles para conseguirlo (entre las que cita al Defensor del Pueblo, el Congreso y los tribunales).

Share This