MagalufLa ordenanza anunciada, por si sola, solo será un foco de conflictos en las zonas nocturnas más populares del municipio, como Magaluf y Santa Ponça.

EU de Calvià ve en este anuncio, una prueba más de la incapacidad del Partido Popular de Calvià para solucionar un problema, que, gracias a las políticas clientelares ejecutadas por el equipo de gobierno, se ha visto agravado en el último año.

 Prohibir la venta de alcohol en este municipio, si no viene acompañado de otras medidas complementarias, no aportara nada nuevo ni bueno al sector del ocio nocturno de Calviá, sino todo lo contrario, problemas, cierres y despidos. Es más, según el anuncio se prohibirá el consumo de alcohol en la vía pública, pero ¿Qué pasará con las personas que, por ejemplo, consuman un refresco: La policía beberá un trago para comprobar que no contiene alcohol?

 Izquierda Unida considera que la solución al problema planteado por la aglomeración de personas en ciertas zonas donde la única diversión es el consumo de alcohol, pasa por la implementación de medidas consensuadas entre todas las partes, autorreguladas e innovadoras, pero sobre todo, medidas dirigidas a resolver el problema de forma global y no partidista, sectaria y dirigida a beneficiar a determinados empresarios.

 Para Esquerra Unida de Calvià, esta medida, no es más que un parche y un anuncio sensacionalista como consecuencia de las próximas elecciones municipales.

Esta formación política celebrará en la segunda quincena de febrero una reunión con los empresarios de las zonas más afectadas del municipio con el fin de exponer las propuestas para salir de esta situación y conocer, de primera mano, la posición de los realmente afectados, pequeños y medianos empresarios de la noche.

 Izquierda Unida de Calvià pide al PP más seriedad y sensibilidad para tratar un tema en el que está en juego el trabajo y el negocio de muchas familias.

Share This